lunes, 28 de enero de 2013

Capitulo 9 Inmortal Hearts - Ellen Schreiber



Para leer el capitulo completo 

deben hacer clic donde dice

*Mas Información*

INMORTAL HEARTS

(Corazones Inmortales)


Traducido en Doramamania


No subir las traducciones en otros blogs/foros hasta que esta traducción esté terminada.

Gracias.




Capitulo NUEVE 

Fiebre de noche

Traducido por Juli_2828


Billy quería tener una experiencia positiva para su primer baile, y yo quería asegurarme de que le mostrara a Stormy el trato caballeroso que Alexander siempre me mostraba. No quería que mi hermano actuara como el chico nerd que era, así que traje a mi madre como refuerzo.

Arrastré a los dos a la tienda de Jack, y mientras ella estaba equipando a Billy con un traje nuevo, me puse a navegar a través de los vestidos. Yo ya había decidido por un vestido en casa, pero vi uno  que me llamó la atención. Fue uno impresionante vestido sin tirantes azul índigo con corsé con toques de plumas negras. Wow

Nunca encontramos cosas como esta en Dullsville, sólo durante Halloween o en una tienda de segunda mano.

Lo tomé del estante y leí rápidamente el tamaño, que pasó a ser el mío. 

Lo levanté y me sentí eufórica. Registré en el precio. Que había bajado  varias veces. ¿Quién no querría esto? Pensé. Pero entonces vi a unas cuantas chicas examinar los vestidos que no estaban en rebajas. Y entonces lo supe. No era su estilo, y no era el precio completo. Cogí el vestido de nuevo para mostrarlo.

No reconocí a mi hermano en un principio. Había un hombre joven en un traje delante de los espejos exteriores el vestuario. Mi mamá estaba quejándose con él y tratando de asegurarse de que la longitud de los pantalones era justo. Yo no podía creer que el hombre joven y guapo era el chico que me había molestado en toda mi vida.

Me sorprendió la forma en que creció mi hermano mirándolo con pantalones de vestir y una chaqueta deportiva. Le di un pulgar hacia arriba, y parecía contento por mi manera de afirmarlo.

Le mostré a mi mamá el vestido que había elegido. "Está en venta", le dije. "¿Puedo conseguirlo?"

"Es hermoso", dijo. "¿Dónde lo encontraste?"

"En los de menores de edad. Es mi tamaño, también. "Le mostré el precio.

"Vamos a llevar ambas cosas", dijo mi mamá alegremente al vendedor.

"Es esa época del año", dijo. "Bailes de otoño".

Mi madre se alegró de como el vendedor llamó a nuestras compras. "Nunca pensé que vería esto el día de hoy", dijo con alegría. "Ustedes dos van a un baile, y al mismo. "

"Yo tampoco", dijo mi hermano y yo al unísono.

Los tres nos fuimos a nuestra florería local para escoger un ramillete de muñeca pequeño para Stormy. La tienda de flores de Dullsville era un trastero con una enorme exhibición de flores, jarrones y adornos. Una mujer agradable con un delantal rosa y verde a rayas estaba terminando con otro cliente.

"Voy a estar con ustedes", dijo.

Billy parecía perdido en la selva de flores sin su celular, computadora o juegos de video, claramente aburrido.

"Yo ni siquiera sé lo que se está usando", dijo cuando le mostré unas pocas flores.

Buen punto, pensé.

"¿Puedo ayudarle?", Preguntó la florista, acercándose a nosotros.

"Vamos a necesitar un ramillete de muñeca pequeña", dijo mi mamá. "Para un baile de la escuela."

"¿De qué color te gustaría?", Preguntó.

Billy se encogió de hombros. "¿Tienes algo negro?", se preguntó Billy.

La florista miró a Billy como si estuviera loco.

"Van a un baile, no un funeral," mi mamá bromeó. "¿Qué hay del color rosa?"

Billy meneó la cabeza. "No estoy seguro de que le gustaría eso." Billy me miró en busca de ayuda.

"Sé que le gusta el púrpura", le dije.

"Sí, eso es lo que quiero", dijo enfáticamente. "Púrpura".

El florista nos mostró varias flores de color púrpura. Billy estaba abrumado con cuál elegir y se volvió hacia mi madre y hacia mí para la orientación. Y Billy seguía siendo incierto por cuál elegir. Sobre organización de flores, estaba fuera de mi conjunto de habilidades de doce años de edad, hermano.

"Está bien", le dije. "Ellas son todos preciosas."

Eso le dije a Billy, la confianza que necesitaba, y señaló que tomará la decisión final.

El florista colocó alguna fragancia de bebe alrededor y comenzó a preparar el ramillete.

"¿Cuánto tiempo más?", Preguntó Billy. Me di cuenta de que prefería estar en casa jugando al Warcraft.

"Todo esto habrá valido la pena", le dije, "Cuando veas la expresión en su cara."

Esa noche Billy bajó las escaleras con su traje. Yo ya estaba esperando en mi vestido de corsé nuevo, así que estaba feliz de tener algo nuevo para llevar delante de Alexander.

Odiaba tener que admitir que mi hermano se veía guapo cuando bajó las escaleras con su traje azul marino.

"¿De quién eres hermano?" Bromeé.

"No tuyo", bromeó.

"Te ves increíble", dijo mi papá con orgullo.

"Te ves hermoso", dijo efusivamente a mi mamá. Billy se puso tenso cuando mi mamá le enderezó el cuello.

"Ya", gruñó.
"Sólo tengo que ajustar esto", dijo. Entonces ella tomó su barbilla y la apretó. "Te ves tan mayor".

"Mamá," dijo.

"Hay que irnos", le dije, ayudándole a salir de la trampa parental.

"Espera, déjame tomar una foto de ustedes dos", dijo.

"No, mamá", se quejó él. "Tenemos que irnos."

"¡Quiero recuerdos!", Exclamó. "Para mi álbum."

Mi mamá agarró su cámara. "Una juntos", dijo, haciendo un gesto para que podamos estar de pie uno al lado del otro. Los dos nos movimos como unas babosas.

"Vamos. No van a morir por a tomarse una foto ", mandó mi padre.

De mala gana, nos paramos uno lado del otro. No me había dado cuenta de que Billy era casi tan alto como yo. En ningún momento él estaría elevándose sobre mí.

"Sonrían", dijo.

Billy y yo hicimos una mueca.

"¡Sonrían, ya!", Repitió.

"Está bien", dijimos a través de los dientes apretados, sonrientes.

El flash se hizo presente, y los dos quedamos cegados momentáneamente.

"Una más", dirigió ella.

"Dijiste que sólo era una". Billy moría de ganas de irse.

"¿Pero y si no sale?", Preguntó.

"Entonces sabrás que uno de nosotros es un vampiro," dije.

Billy se dirigió hacia la puerta mientras yo agarré mi suéter.

"No golpeen a muertos esta noche", dijo mi padre.

No podía decirle que nuestras parejas, en realidad, era no-muertos.

"Tenía la esperanza de que podría llegar a conocer a Stormy, también", añadió mi padre.

"Eso es lo que pasa cuando tienes un hijo", le dije, abriendo la puerta de entrada.

Mi papá me prestó el coche y nos dirigimos a la mansión. Yo esperaba que Billy al llegar a la casa encantada se sorprendiera, pero no lo hizo. Creo que desde que estaba con él me sentía más a gusto, o tal vez sintió que se estaba convirtiendo en un hombre o algo así.

Le hice llamar a la puerta.

Jameson la abrió lentamente, como en una película muda espeluznante. 

Billy estaba tan nervioso viendo Jameson como lo fue para su cita. Yo no podía dejar de sentir ansiedad por él.

Le puse la mano en el hombro de Billy. "Yo sé que ella estará feliz de verte", le dije.

Se volvió hacia mí como si yo hubiera dicho palabras más amables de las que le había dicho a él. De inmediato, se puso de pie un poco más recto y parecía a gusto.

"Buenas noches, señor Billy", dijo Jameson.

"Buenas noches, Jameson," dijo Billy con orgullo.

"Por favor, vengan que la señorita Athena está casi lista."

"¿Quién es Athena?" Billy me dijo al oído.

"Ese es el verdadero nombre de Stormy", le contesté.

"OH. Eso es muy bonito. "

En ese momento, Alexander bajó las escaleras. Estaba tan caliente en su chaqueta oscura y pantalones de vestir de seda, podía sentir flaquear mis rodillas al verlo. No podía creer que alguien tan guapo era de hecho mi novio. Su rostro se iluminó cuando me vio.

"Te ves hermosa", dijo.

Se acercó y me dio un tierno beso en la mejilla. Quería desmayarme en sus brazos y que me llevara lejos. Tuve que recordarme a mí mismo que se trataba del baile de Billy Stormy y no el mío.

Stormy bajó por la vieja escalera en el vestido que le había dado. El minivestido de corsé negro con mangas transparentes de encaje que apenas le cubría los hombros pálidos y con volantes de encaje negro y púrpura que formaban la falda. Ella llevaba hasta la rodilla medias negras y botas de bruja con Laceups púrpura que coincidían con los lazos y cordones en su corsé. Tenía el pelo recogido en un moño pequeño con varios rizos en cascada por sus mejillas. Ella estaba radiante.

Billy amablemente le entregó la caja de flores.

"¿Para mí?", preguntó ella con dulzura.

"Sí, lo escogí para ti", respondió Billy con voz temblorosa ligeramente.

Stormy lo abrió, y sus ojos se iluminaron. "Es hermoso", dijo.

Billy se movió en su postura, con enorme sonrisa en su rostro.

La ayudé a conseguir el ramillete de la caja y se la puso en su muñeca.

"Y tengo algo para ti también", me dijo Alexander. Agarró una pequeña caja fuera de la mesa del pasillo. "Espero que te guste."

Lo abrí para encontrar una flor azul brillante. "¡Totalmente coincide con mi vestido!", Le dije. Le di un beso rápido. "Es perfecto. ¿Cómo lo supiste? "

"Tuve un poco de ayuda de un amigo", respondió.

Mi hermano sonrió con orgullo.

Lo saqué de la caja y lo fije lo mejor que pude en mi vestido.

"Aquí, déjame ayudarte", dijo Alexander.

"No te pinches el dedo", le dije. "¿O es más importante, el mío?".

Stormy y Billy vieron que Alexander hizo todo lo posible para no pinchar a ninguno de los dos.

Jameson abrió la puerta de la Mansión para nosotros y nos metimos en el coche. Como Alexander nos llevaba al baile, yo esperaba que Billy no vislumbrara su falta del reflejo en el espejo retrovisor.

Cuando llegamos al centro Dullsville, Billy saltó del coche y le abrió la puerta a Stormy. Alexander y yo ansiosamente los seguimos de par en par en el edificio.

Stormy llevaba mi vestido con orgullo, sino que le sentaba como una muñeca. Era hermosa y mantuvo la cabeza alta mientras caminaba a la escuela junto a Billy.

La escuela media era la misma que cuando iba allí y cuando lo había visitado para conocer a Henry por primera vez. Carteles, letreros y arte hechos a mano salpicaban los pasillos. Inmediatamente nos dieron miradas de los asistentes asombrados. Nosotros no cumplimos con trajes típicos de estudiantes en Dullsville con mi vestido de corsé, al igual que Stormy, y Alexander en su traje, de un millón de dólares de seda oscura.

Billy miró en su lugar, pero los estudiantes y profesores de su séquito miraban raro.

Stormy parecía brillar en el pasillo de la escuela. Ella respondió como lo hizo Alexander cuando me trajo a Dullsville High por primera vez. 

Dado que ambos eran Sterlings fueron educados en el hogar, pasaron por alto las cosas más mundanas y los minutos acerca de la escuela, una fuente de agua potable, una cafetería. Hubiera dado todas las cosas que fueran para una cama de ataúd y una vida sin el sol. Pero vi como Stormy tomó las miradas y olores de su nuevo entorno.

Billy hizo todo lo posible para superar su timidez. Mostró a Stormy a cada centímetro de la escuela como si fuera el administrador de la escuela. Yo estaba secretamente orgulloso de mi hermano. Trataba a Stormy como todo un caballero, abriendo las puertas para ella y, una vez que estaban en el interior del gimnasio, le ofreció un trago.

El gimnasio fue transformado ligeramente de una cancha de baloncesto en el baile de otoño de la escuela intermedia. Hojas decoraban las paredes con banners de águilas.

Una larga mesa de refrescos, botellas de agua y jugos, mientras que otras tenían cestas llenas de bocadillos. Una docena más mesas de la cafetería con un montón de asientos se alineaban en la pista de baile y un DJ tendido con canciones de amor lento.

Lo que no había previsto era que las chicas parecían amenazadas por la presencia de Stormy. Sobre todo la chica que una vez había visto en una fiesta del Club de Matemáticas. Se quedó mirando a la Hermana de Alexander con una mirada celosa.

No había nadie en la pista de baile. En su lugar, todos los estudiantes estaban sentados en las mesas o pasando el rato en la zona de aperitivos. La mayoría de las chicas estaban hablando entre ellas.

"Yo no he ido a bailes escolares. ¿Es esto lo que realmente significa? ", Le pregunté Alexander.

"No lo sé", dijo. "Yo ni siquiera voy a la escuela."

Los dos nos reímos.

"¿Por qué no está nadie bailando?", le preguntó Stormy a Billy.

Él se encogió de hombros.

"¿Vamos a bailar?", se preguntó Stormy.

"Uh... seguro". Él se sacó torpemente en la corbata. "Pero tal vez deberíamos esperar un poco hasta que algunos otros comienzan."

Stormy tocó con la bota de bruja impaciente en el piso de madera. 

Entonces, de repente, ella valientemente tomó la mano de Billy y lo sacó a la mitad del gimnasio.


Mi hermano estaba horrorizado. Se quedó solo con su fecha impar en el centro mientras los ojos de un centenar de compañeros los miraban. De hecho, me sentí mal por él. Tenía miedo de que me asuste y fuera a salirse de la pista de baile o incluso desmayarse.

Susurros resonaron por todo el gimnasio. Y entonces los estudiantes se echaron a reír.

Billy vio cómo sus compañeros de clase se burlaban de él y de su cita.

 Su rostro se puso rojo. Supuse que en cualquier momento se iría pitando de allí y tendríamos que llevar a Stormy a casa llorando.

Pero Billy no se fue. En su lugar, tomó la mano de Stormy y puso su otra mano alrededor de su cintura. Ella sonrió con deleite, y él se volvió con una sonrisa deslumbrante. 

Lo sabía, estaba bailando lento con la hermana pequeña de Alexander.

Una lágrima brotó de mis ojos cuando vi a mi hermano bailar con una chica valiente delante de toda la escuela. Era tan extraño ver a mi hermano molesto sostener a una hermosa niña en sus brazos. Los dos iban y venían, no siempre al ritmo de la música, pero en conjunto, sin embargo. Stormy apoyó la cabeza en su hombro y una lágrima rodó por mi mejilla. A continuación, varios estudiantes de la Escuela Media de  Dullsville  corrieron hacia la pista de baile como si hubieran estado esperando a que algún alma valiente empezara la noche. A los pocos minutos una docena de parejas se habían sumado a Billy y a Stormy. La música cambió a una melodía de danza alegre y se unieron aún más estudiantes.

Alexander el Dr. volvió hacia mí. "¿Llorando?", Dijo."Supongo que no puedes ocultar su afición por el pequeño."

Avergonzada, me limpié las lágrimas de mi cara y me di unas palmaditas al rimel y delineador de ojos con la esperanza de que no iba a funcionar.

"¿Quieres bailar?", Preguntó Alexander. "No puedo dejar que mi hermana tenga toda la diversión."

"¡Por supuesto!", exclamé.

Alexander tomó mi mano y me llevó a la pista de baile. Los estudiantes más jóvenes nos sonrieron, también, se balanceaba con la música alegre.

Alexander me giró alrededor, y estaba tan mareado de girar y estar en su compañía que me olvidé de donde estábamos. Mi novio guapo miró hacia mí con todo el amor que alguna vez has visto a una persona. Se me acercó y me besó con tanta pasión que pensé que me había ido al cielo.

Cuando dejamos de besarnos, miramos hacia arriba para ver a todos los "estudiantes teniendo todos los ojos en nosotros. Varios profesores y acompañantes aclararon la garganta y nos dispararon a nosotros miradas sucias. Luego los estudiantes vitorearon y aplaudieron hacia nosotros. Sonreí con orgullo mientras que Alexander sonrió con torpeza.

Varios de nerd amigos de Billy se acercaron a él y a Stormy, hablaron y bailaron toda la noche. Me senté de nuevo, viendo a mi hermano menor y a su puntuación de popularidad que nunca tuve con mis compañeros.

Cuando el baile terminó, Alexander y yo caminamos con nuestros hermanos hasta el coche. Vi como Billy volvía a mantener la puerta abierta a Stormy. Era como si hubiera llegado al baile un niño y salió un hombre joven. Billy estaba radiante, mostrando más confianza de la que jamás había visto en él.

"¡Eso fue tan divertido!", Dijo Stormy mientras nos dirigíamos a casa.

"Sí, y la mejor parte fue cuando nuestros chaperones casi fueron expulsado por hacer eso en la pista de baile", exclamó Billy.

Nuestros hermanos rieron mientras que Alexander y yo tratamos de cubrir nuestra vergüenza.

"Quiero una foto de nosotros juntos, Stormy", dijo Billy cuando llegamos a la mansión. "Raven, puedes tomarla con mi teléfono celular".

Mi corazón se rompió un poco después. Fue el primer baile de Billy, y no podía tener una foto de su cita. No estaba segura de qué decir.

Todos salieron del coche.

"No me gustan las fotos", dijo Stormy.

"Pero ¿Por qué?", Preguntó Billy. "Eres muy bonita."

Ella se sonrojó a un rojo rubí.

Billy estaba junto a Stormy y me lanzó su teléfono. "Toma", me ordenó.

Stormy seguía brillando por el cumplido de Billy. Miré a Alexander. Pero la pareja parecía muy feliz, ninguno de los dos queríamos ser los que rompieran el hechizo.

Alexander se encogió de hombros y rápidamente rompió una foto y se la lanzó de nuevo a Billy. Él lo revisó y lo miró de manera extraña.

Stormy le dio un golpecito en el hombro, distrayéndolo de la cámara.

"Buenas noches, Billy. Me lo pasé muy bien ", dijo con sinceridad.

"Yo también", dijo.

Stormy le dio un rápido beso en la mejilla y Jameson abrió la puerta para ella.

La cara de mi hermano quedó iluminada como un sable de luz de Star Wars.

Stormy saludó con la mano mientras me dirigía al coche que esperaba.

Alexander me dio un largo beso de buenas noches y yo también estaba a tope de nuestra noche mágica.

Mientras me alejaba, Billy miró de nuevo en la mansión que se avecina como lo había hecho muchas veces, mirando hasta que desapareció al doblar la esquina.

"Así que, ¿te has divertido?", Le pregunté.

"La mejor noche de mi vida." Él miró por la ventana con una gran sonrisa juvenil.

Por una vez, Billy y yo coincidimos en algo. No había mejor momento que pasamos con los Sterling. Tenía la esperanza de Billy no consiguiera pegarse demasiado a Stormy,

Sin embargo. Si alguien en la casa Madison iba a convertirse en un vampiro, tenía Exclusividad.

Yo estaba muy orgullosa de mi hermano. Siempre había sido la persona que toma los riesgos, el que hacía las cosas a contrapelo. Aunque era más conservadora, me di cuenta ahora que cuando se le presiona, él también puede ser audaz. Debe estar en nuestra sangre.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada