martes, 27 de noviembre de 2012

Capítulo 26 Blood Ties (Lazos de Sangre)-Mari Mancusi




Un nuevo capitulo mas!!

(^^)


Para leer el capitulo completo deben hacer clic donde dice ♦Mas Información ♦


Traducido en Doramamania



No resubir las traducciones en otros blogs/foros hasta que el libro este terminado


Gracias.
^^




Capitulo 26


Traducido por Vane_loyal


"¡OH, Dios mío! ¡Jayden!" Lloro. No pensé que pueda ser más feliz de ver a alguien.       "¿Cómo-?"
Corre a la habitación y va directamente a quitarme la cuerda. "Cuando Jareth me hipnotizo abrió un vínculo bidireccional entre mí y Corbin," explica mientras me desata. "Una vez que ustedes me dejaron seguí recibiendo visiones de él y lo que él estaba haciendo.
Lo cual era molesto, al principio. Hasta que te vi y me di cuenta que tu estabas en problemas." Él tira de la cuerda libre. "Así que, por supuesto, tuve que venir a rescatarte," él añade tímidamente. "Espero que eso este bien."
Me salto de mi asiento, lanzando mis brazos alrededor de él en un abrazo enorme. "¡Muchas gracias! ¡No sé qué hubiera hecho sin ti! "
Él sonríe con su sonrisa torcida. "Tu nunca tendrás que averiguarlo".
Mi corazón se derrite a su vulnerabilidad desnuda. La mitad de mí solo quiere besarlo todo otra vez. Para decirle que lo perdono. Pero es más complicado que eso. Y necesito mantener la concentración aquí.
"Tenemos que ir a buscar a Magnus y a Jareth," le digo.
"Corbin esta planeando envenenar a todo el mundo aquí."
Jayden asiente y nos apresuramos a salir del armario y de nuevo estamos en el laboratorio improvisado. La buena noticia es que ahora está completamente desierto. La mala noticia: es que mi hermana se ha ido, también. Lo que significa que deben haber trasladado su cuerpo a la sala principal de la ceremonia. No nos queda mucho tiempo. Pero al ver algo por el rabillo del ojo me hace permanecer en la puerta. El Santo Grial. Todavía está sentado en su vitrina. Yo atropellando todo, tomo una barra metálica y comienzo a destruir el vaso.
"¿Qué estás haciendo?" Jayden grita. El vidrio se va a romper. Voy a meter la mano y sacar la taza. Entonces trato de dárselo a él.
"Aquí esta", le digo. "Bebe esto y tu vas a ser mortal de nuevo. Tu no tienes que vivir esta pesadilla vampírica nunca más”.
Para mi sorpresa Jayden niega la copa. "No," dice, sacudiendo la cabeza. "Mientras yo siga siendo un vampiro, compartiré enlace con Corbin. Puedo leer su mente y los ayudare a derrotar a los Alfas y a salvar a tu hermana.
Yo no puedo hacer eso si vuelvo a ser un débil otra vez, un humano impotente”.
"Pero..." Mi corazón se clava en sus palabras. Yo sé que él está haciendo esto por mí. Para probar su amor. Para ofrecer protección a costa de su propia felicidad. Pero el precio que va a pagar por su entrega puede ser demasiado alto para soportarlo. "Mira, Jayden, aprecio tu voluntad de ayudar, pero te estás quedando sin tiempo. Una vez que el vampiro fianza células completamente con seres humanos, eso es todo. No hay vuelta atrás.
¿Y si esta es tu última oportunidad de recuperar tu vida terrenal? "
Se encoge de hombros. "Entonces voy a perder mi última oportunidad. Yo me encargo".
Él suena tan confiado. Y la mitad de mí quiere llegar a un acuerdo con él. Dejar que él sea un vampiro, mi protector-inmortal para el resto de la eternidad. Pero no, no puedo hacerle eso a él. No puedo dejar que haga el último sacrificio para mí cuando yo todavía no sé ni qué es lo que quiero de él.
Érase una vez, yo también había tenido la tentación de renunciar a mi humanidad por amor. No porque yo quería ser un vampiro. Sino porque yo quería estar con Magnus.
Pero Magnus se dio cuenta de esto, y me salvó de mí misma.
Y ahora tengo que hacer lo mismo con Jayden. O nunca seré capaz de vivir con yo misma.
"¿Puedes escuchar a Corbin ahora?" Le pregunto. "¿Averiguar por cual camino se fue?"
Jayden asiente con la cabeza y cierra los ojos para concentrarse. Aprovecho la oportunidad para tomar un trago grande del Santo Grial.
(Lo cual, um, es totalmente desagradable, por cierto.)
Jayden abre los ojos. "Está en una especie de templo grande", dice.
"¿Dónde será la celebración de la ceremonia-morder?"
No lo deje terminar. En cambio, eche mis brazos alrededor de él y lo bese fuerte en sus labios. Su boca se abre con sorpresa, lo cual me permitió dejarle el flujo del líquido.
Él gags y trata de alejarme, escupiendo. Espero que se las haya arreglado para tragarse algunos...
"¿Qué demonios fue eso?" exige.
"Jayden", le digo suavemente, limpiando el líquido de mi propia boca. "Yo no te creo que realmente quieras ser un vampiro. "
Sus ojos se abren ante el asombro. Me mira.
"No lo hiciste..." susurra. "¡OH Dios, Sunny, no lo hiciste!"
"Lo siento", le digo, mi corazón esta adolorido. "Sé que fue un movimiento bajo. Pero no tenía otra opción. "
"¿Por qué hiciste eso?" susurra. "Yo podría haber ayudado".
"Tu ya has ayudado bastante", le aseguro con lágrimas que caen de mis ojos. "Ahora soy yo la que debe ayudar. Algunos de nosotros estamos malditos de la oscuridad. Pero tú todavía tienes una oportunidad. Una oportunidad de una vida normal, rodeado de personas y de animales que amas tanto. Te necesitan, Jayden. Tus amigos. Los perros y los gatos del teatro.
Y creo que, en el fondo, si tu fueras honesto contigo mismo, encontrarás que así lo quieres también." Hago una pausa, luego añado:" Me niego a ser la persona egoísta que te priva de tu vida y de todo lo que quieres. "
"Pero no me importa"
"Tal vez no ahora", estoy de acuerdo. "Pero algún día lo harás. Algún día empezaras a lamentar el sacrificio que hiciste por mí. Y empezaras a resentirte de mí por eso. Tal vez incluso me odiarías un poco. Y yo no podría vivir con eso. "
Jayden no dice nada ante las primeras lágrimas, que corrían por sus mejillas, haciendo coincidir con las mías.
Entonces, finalmente, él asiente con la cabeza.
"OH, Sunny", murmura. "Nunca voy a olvidar lo que has hecho por mí."
Extiendo la mano para tirar de él en un abrazo fuerte, mis lágrimas caen hacia abajo sobre su hombro. "Esto hace dos de nosotros."

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada