sábado, 24 de noviembre de 2012

Capítulo 25 Blood Ties (Lazos de Sangre)-Mari Mancusi


Otro capitulo mas!!

Ya falta poquito para el final (^^)


Para leer el capitulo completo deben hacer clic donde dice ♦Mas Información ♦


Traducido en Doramamania



No resubir las traducciones en otros blogs/foros hasta que el libro este terminado


Gracias.
^^



Capitulo 25


Traducido por Vane_loyal



Así que no podría haber mencionado esto antes, pero hay un inconveniente importante para las hadas que cambian de forma.
Es decir, si te encuentras con la persona a la que actualmente copias, bueno, la ilusión se rompe al instante, mostrándote igual como estabas antes. Que es exactamente lo que me pasa, se escuchan los pasos de la verdadera Leanna en la habitación.
"¡Tú!" Grita Corbin, con una expresión de horror en su rostro lavado que tan pronto se da cuenta de que, básicamente, sólo regaló su malvado plan completo a su enemigo número uno.
"¿Qué está pasando aquí?" Leanna exige. "¿Por qué la vamshee no esta atada?"
"No es ella, es su hermana pequeña intromisión", Corbin gruñe. "¡Sácala!"
Miro desesperadamente por toda la habitación, rogando por una vía de escape, pero por desgracia para mí, Leanna está bloqueando la única salida y los techos son demasiado bajos para que yo tome vuelo. ¿Por qué, OH por qué, no tuve la precaución de llevar alguna estaca conmigo o algo así? Aunque supongo que sólo sacaría a Corbin. Yo todavía tendría que lidiar con su novia-no humana y sin mencionar a un templo lleno de Operativos Alphas con quien pelear.
Esto no esta bien.
Corbin me agarra por detrás, sujetándome los brazos a los costados. Hago mi mejor esfuerzo para soltarme, pero incluso con su fuerza vampiro, sigue siendo muy fuerte.
Él me arrastra de nuevo en el armario de la habitación y me empuja hacia abajo sobre una silla vacía.
"Dame algo de soga", instruye a Leanna, que se dirige a hacerlo. Mira hacia abajo en mí, con su rostro contraído por el odio. "Dame una buena razón para no matarte ahora" exige.
Libra miedo en mi corazón, mi mente se pone totalmente en blanco. Quiero decir, claro, que puedo probablemente pensar en miles de razones por las que debería mantenerme con vida, pero ninguna de ellas probablemente me sea de ayuda. 
Aunque hay algo...
"Porque soy un hada", le respondo. "Y la novia del capitán del Blood Coven. Lo cual me convierte en un prisionero muy valioso, en caso de que algo vaya mal con su plan”.
Corbin abre la boca para responder, pero Leanna regresa en ese momento con un poco de cuerda y juntos los dos se disponen a atarme. Supongo que debería estar emocionado justo ahora que está evidentemente decidido a matarme a sangre fría, sin embargo, para ser sincera, me parece que no puede reunir el nivel adecuado de entusiasmo.
"¿Cuál es tu problema?" Exijo, tratando de no gritar mientras él tira el cordón apretado alrededor de mi muñeca. "Pensé que odiabas a los Alfas después de lo que te hicieron. ¿Por qué ayudándoles ahora? "
Corbin asiente hacia Leanna, que se acerca y cierra la puerta del armario. Luego se vuelve para mí. "No seas ridícula", escupe. "No estoy realmente ayudando. Y soy yo ciertamente quien no va a dejar crear un ejército de monstruos repugnantes. Seria un infierno, el mundo ya tiene suficientes vampiros. Lo último que necesitamos es un ejército de súper-muertos siendo dirigido por locos que quieren dominar el mundo”.
Una poca esperanza se levanta dentro de mí. Tal vez tenía razón, tal vez él es en realidad un doble agente. "¿Para quién trabajas entonces?" Exijo.
"Por favor", se burla. "Para mi mismo trabajo. Y voy a conseguir mi venganza contra cada persona que me hizo mal. "
"¿Y cómo vas a hacer eso?"
"Corbin, estás diciéndole demasiado", Leanna advierte.
Pero Corbin sólo se ríe. "¿Qué puede hacer para detenerme?”, dice con malicia. Al parecer podía ser un buen chico. Se vuelve hacia mí. "Esta noche, todos los Alfas iniciados deben recibir una gota de sangre de tu hermana. El así llamado sacramento. Pero lo que ellos no saben es que he envenenado su sangre. "
Mi corazón se tambalea. "¿Qué?"
"Cuando beban, van a ser envenenados, también", continúa, un aspecto muy orgulloso de sí mismo. "De esta manera puedo borrar toda la organización en un solo golpe. Luego van a estar arrepentidos quienes me mintieron a mí y a mis amigos”.
Wow. No sé si eso es bueno o malo...
"¿Qué pasa con mi hermana?" Me encuentro a mí misma diciendo.
"Ella no es una parte de esto. ¿Puedes... um, envenenarlos de una manera diferente o algo así? "
Corbin parpadea sus colmillos en mí y retrocede con horror. "¿Tu hermana?" él escupe.
"¿Me estás tomando el pelo? Si no fuera por tu hermana y su gran apetito sangriento, nunca me habría transformado en este horrible monstruo, por empezar. "El aprieta los puños. "Se merece todo lo que viene con ella y mucho más."
Dejé escapar un suspiro de frustración. "Lo sé", lo admito. "Hizo mal. Pero ella pagó por ello, ya sabes. Fue a rehabilitación y todo. Ella se siente muy mal por lo que hizo. "
"Bueno, ella debería..." él resopla. "Aunque por suerte he encontrado la manera de revertirlo todo. Una vez que termine todo aquí me dirijo de nuevo a Suiza para reunirse con mi químico amigo. Él puede hacer que el Santo Grial sea un antídoto poco agradable para mí. Voy volver a ser un ser humano y vivir felices para siempre con Leanna aquí llevando una vida mortal normal." Se vuelve hacia el otro Alfa y le sonríe con cariño. 
Es normal. Recuerdo que él no era así... me siento mal por el chico. Si, ustedes saben, él no tenía la intención de matarme a mí y a mi hermana.
"Mortal o vampiro, nunca serás normal", le escupo hacia fuera. "Siempre vas a ser un monstruo”.
Se abalanza sobre mí, pero le da un tirón Leanna justo a tiempo. "Vamos", dice ella.
"No pierdas tu tiempo con este don nadie. Tenemos que estar listos. La Santa Cena esta programada para comenzar en cualquier momento. "
Corbin deja escapar un suspiro. "Tienes razón", dice.
Luego se vuelve hacia mí. "Voy a disfrutar destripando a tu hermana", me dice.
Y entonces, con ese sentimiento precioso, sigue Leanna, cerrando la puerta detrás de él y me deja en la oscuridad.
Una vez que sus pisadas se desvanecen, yo trabajo para tratar de romper mis cadenas. Pero es inútil.
Estoy atascada y rápidamente tengo éxito sólo en hacer sangrar mi muñeca. Si yo tuviera ese tipo de telepatía mental con Magnus que Rayne tiene con Jareth. Entonces por lo menos podría advertirle.
Él y Jareth probablemente estén ahora en la sala de la ceremonia con los otros iniciados, sin idea de lo que está pasando. Lo que significa que podrían verse obligados a tomar un sorbo de mi hermana. Y aunque no estoy segura de que su sangre sea venenosa para matar a pura sangres vampiros, no estoy dispuesta a correr ese riesgo. Tengo que advertirles de algún modo.
Y luego está mi hermana. Mi dulce Rayne. Mi mejor amiga en el mundo, inconsciente tendida sobre una mesa, con el veneno circulando en su sangre. Si el veneno no la mata, las mil mordidas de los iniciados la dejaran seca. Y entonces ella se habrá ido... para siempre.
Una parte de mí se habrá ido, también.
Un nudo se forma en mi garganta. Me siento tan impotente maldición.
Si sólo hubiera una manera de salir. Daría una parte de mi para tener sólo una especie de superpotencia loca que me saque de este lío, así puede salvar a mi familia.
Pero justo cuando estoy a punto de ceder a la desesperación, la puerta se abre y la luz brilla en la habitación. Miro hacia arriba, asumiendo que es Corbin o Leanna, regresando por más. Pero no lo es.
Es Jayden.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.facebook.com/AquelarreDeSangreTheBloodCoven

Publicar un comentario en la entrada